Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Notas informativas arrow Vacaciones de fin de año en la República Checa
Advertisement
Vacaciones de fin de año en la República Checa PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
domingo, 02 de diciembre de 2007

México, DF. La República Checa poco a poco ha logrado colocar a su capital, Praga, como una de las ciudades de visita obligada durante un viaje a Europa.

Con base en su belleza, Praga se encuentra ya en el menú de metrópolis como París, Roma, Berlín y Madrid, que por lo menos una vez en la vida hay que recorrer. Por esto, las vacaciones de fin de año son un buen pretexto para volar a este país, donde sus tradiciones navideñas muestran mucho de su cultura.

 

2007 Diciembre 2

Navidad en la República Checa

Las vacaciones de fin de año son un buen motivo para conocer este país, donde sus tradiciones muestran mucho de su cultura y su gente

Aunque tiene un presupuesto reducido para promoción: entre quince y veinte millones de dólares al año –lo que gastan Cancún y la Riviera Maya juntos--, la República Checa es un país que recibe siete millones de turistas al año y poco a poco ha logrado colocar a su capital, Praga, como una de las ciudades de visita obligada durante un viaje a Europa.

Con base en su belleza, Praga, que muestra una continuidad arquitectónica desde el siglo IX hasta el XXI, se encuentra ya en el menú de metrópolis como París, Roma, Madrid y Berlín, que por lo menos una vez en la vida hay que recorrer.

Por esto, las vacaciones de fin de año son un buen pretexto para volar a la República Checa, donde sus tradiciones navideñas muestran mucho de la cultura de esta nación y su gente.

Petr Lutter, director de la Representación para América Latina de la oficina de Turismo de la República Checa, comenta que a un mexicano le resulta un viaje muy especial ir a su país durante las fiesta de fin de año, por las peculiaridades que ofrece.

Por ejemplo, en la cena de Navidad la carpa es el platillo principal y sus tradiciones se ven reflejadas por todos lados, en cada rincón de sus ciudades. La gente acude a las pastorelas y escucha los conciertos que se ejecutan en las iglesias, palacios y plazas; hay mercadillos navideños con objetos típicos de cada localidad y su tradición de montar Nacimientos se remonta al siglo XVI.

Pero, además, Praga no es la única opción para visitar. También está, entre otras, la ciudad de Telc, donde en sus castillos se llevan a cabo conciertos de música medieval y renacentista. O en la ciudad de Roznov pod Rodhostem se encuentra el Museo de Arquitectura Popular de Valaquia, donde del 5 al 14 de diciembre se efectúa lo que conocen como Navidad en la Aldea, semana en la que reviven el espíritu antiguo de las fiestas de Navidad.

Lutter explica que, como la República Checa carece de playas, su principal oferta turística es la cultural, que se complementa con otras actividades como balnearios, Spas, aguas termales, golf y turismo religioso con el famoso Santo Niño Jesús de Praga.

No existen vuelos directos de México a este país, pero se puede volar por Delta, vía Atlanta, o por Lufthansa e Iberia, pasando por Frankfurt y Madrid, respectivamente. De hecho, desde todas las capitales de Europa existen vuelos a Praga, señala Lutter.

No lo pienses mucho. Si tienes pensado viajar a Europa este fin de año, no te pierdas la oportunidad de conocer la República Checa.

Más información:
www.CzechTourism.com

www.telc-etc.cz

www.vmp.cz

PIE DE FOTO: Praga. Bazar en la Plaza de la Ciudad Vieja OFICINA DE TURISMO DE LA REPÚBLICA CHECA

Milenio Diario. Suplemento TornaVuelta

Modificado el ( miércoles, 02 de abril de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >