Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Para inversionistas arrow Fonatur se encuentra en terapia intensiva, afirma Miguel Gómez Mont
Advertisement
Fonatur se encuentra en terapia intensiva, afirma Miguel Gómez Mont PDF Imprimir E-Mail
escrito por Fonatur   
miércoles, 07 de noviembre de 2007

MÉXICO, DF. Al inaugurar la Bolsa Mexicana de Inversión Inmobiliaria y Turística, el director de Fonatur, Miguel Gómez Mont, afirmó que la dependencia a su cargo se encontraba en terapia intensiva cuando la recibió a finales de 2006 y así sigue.

Pero confía en que habrá de superar esta situación crítica con el plan de rescate ordenado por el presidente Felipe Calderón. El plan incluye un fuerte aumento al presupuesto y un trabajo de reingeniería en la institución.

 

FONDO NACIONAL DE FOMENTO AL TURISMO

INTERVENCIÓN DEL ING. MIGUEL GOMEZ MONT, DIRECTOR GENERAL DE FONATUR, EN LA INAUGURACIÓN DE LA EDICIÓN 2007 DE LA BOLSA MEXICANA DE INVERSIÓN INMOBILIARIA Y TURÍSTICA

México D. F., jueves 7 de noviembre de 2007

Señor Lic. Juan Camilo Mouriño Terrazo, Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República y Representante del Titular del Ejecutivo Federal:

Sea Usted bienvenido a esta Edición 2007 de la Bolsa Mexicana de Inversión Inmobiliaria y Turística; tenga la seguridad de que su presencia esta mañana nos congratula, a la vez que nos anima.

Sabemos de la intención que tenía el Presidente Calderón de presidir esta ceremonia; de reiterar su firme decisión de convertir al turismo en el pilar fundamental de sus políticas económica y social. Decisión fundada y que a todos compromete: se apoya en el gran peso que ha adquirido la industria turística nacional y, sobre todo, en el indiscutible potencial del país para acelerar aun más su desarrollo.

Comprendemos, sin embargo que los lamentables momentos por los que atraviesan nuestros hermanos tabasqueños y chiapanecos requieran del apoyo directo del Presidente de la República y del aliento que sabe transmitir Felipe Calderón.

Para el sector es un privilegio contar, en esta reunión, con las presencias del:

Lic. Rodolfo Elizondo Torres, Nuestro Secretario de Turismo; y del

Lic. Juan Rafael Elvira Quesada, Secretario del Medio Ambiente y de Recursos Naturales.

Nos honra y halaga, en particular, que nos acompañen los Señores Gobernadores Constitucionales:

Don Luis Armando Reynoso Femat, De Aguascalientes;

Don Narciso Agundez Montaño, De Baja California Sur;

Don Jorge Carlos Hurtado Valdez, De Campeche;

Don Zeferino Torreblanca Galindo, De Guerrero;

Don Ney González Sánchez, De Nayarit y Coordinador de la Comisión de Turismo de la CONAGO; y

Don Félix Arturo González Canto, De Quintana Roo.

Señor Senador Luis Coppola Joffroy;

Señor Diputado Octavio Martinez Vargas;          

Ing. Gerardo Ruiz Mateos, Coordinador General de Gabinetes y de Proyectos Especiales de la Presidencia de la República;

Señores dirigentes empresariales y distinguidos señores empresarios que nos acompañan en el presidium;

Señoras y Señores asistentes a esta Séptima Edición de la Bolsa Mexicana de Inversión Inmobiliaria y Turística:

La necesidad de crecimiento económico y situar a México como destino de inversión, han conducido al Plan Nacional de Desarrollo con un marcado énfasis en la competitividad.

El combate a la desigualdad y la pobreza, la necesidad de recursos distintos a los petroleros, el requerimiento de fuentes estables de financiamiento y el fortalecimiento de las finanzas públicas, hacen indispensable la reciente iniciativa de reforma fiscal: reforma que busca ser equitativa y favorecer la competitividad; reforma que se compromete a recursos bien administrados con honradez y que destinará la inversión al desarrollo turístico, la infraestructura, los servicios, el trabajo, la salud, la educación; reforma que aspira a un México como país competitivo, sustentable, más libre, más justo, más equitativo, más democrático.

En lo que respecta al turismo, vamos a tener que ser el eje estratégico para que, en los próximos seis años, seamos pieza importante como motor económico para la planeación, el desarrollo, la promoción y la generación de inversión turística sustentable: fomentando una mejora social con la generación de empleos bien remunerados, para que tengamos mas competencia, menos desigualdad y mejores niveles de bienestar familiar.

Al final de los años 60’s en el Banco de México, en una búsqueda por encontrar una solución a la cada vez peor balanza de pagos, un par de jóvenes, Antonio Enríquez Savignac y Ernesto Fernández Hurtado, comandados por Don Rodrigo Gómez, encontraban en el turismo la forma mas rápida para poder captar divisas, crear empleos y equilibrar la balanza de pagos.

Se le expusieron una serie de razones al entonces Presidente: primero, que la actividad creaba empleos rápidamente y permitía captar divisas, que se podía desarrollar en regiones sin muchas alternativas de desarrollo, que permitía atacar el problema demográfico llevando gente del centro a las costas, y que era una actividad la cual requería muchísima menos inversión por empleo que la industria y la de otras ramas económicas.

La pregunta del siguiente Presidente, Lic. Gustavo Díaz Ordaz fue: ¿Cómo se logra esa actividad? La oficina técnica del Banco de México, integrada por estos dos jóvenes, junto con Jesús Silva Herzog y Pedro Dondé que no eran expertos en turismo, se dedicó a estudiar el problema en Hawai, en el Caribe y analizaron, asimismo, el único centro turístico mexicano internacional que era Acapulco, y llegaron a la receta, una receta que, cuando ahora la comente, despertará en su memoria algunos nombres.

“Necesitamos una zona hotelera con infraestructura de primer mundo, que no tenga problemas de tenencia de la tierra y no tenga problemas de uso de suelo; necesitamos un aeropuerto internacional que sea capaz de recibir vuelos directos de Europa y del resto América; y necesitamos una ciudad con altas especificaciones donde viva la población permanente, la que va a ser receptora del beneficio, pero sin invadir la zona turística para que el desarrollo urbano no atente contra el turismo. Esta receta simple: aeropuerto, zonas turísticas y área urbana planificadas, serían las razones del éxito y del equilibrio del desarrollo.

Y así arrancan los proyectos de Cancún, Ixtapa, Loreto y Los Cabos.

El Lic. Luís Echeverría, viendo que la idea de desarrollar el turismo era de Don Antonio Ortiz Mena, quiso evitarla pero terminó, finalmente,  aceptándola y creando FONATUR ante: la fuerte presión del Banco Mundial; y de la crisis que atravesaban las exportaciones mexicanas, aún sin petróleo para proveer de las tan necesarias divisas que requería nuestro crecimiento.

A la llegada del Presidente López Portillo, el petróleo resurge fuertemente en México y se convierte, nuevamente, en el eje de nuestras exportaciones. El turismo pasa a un segundo plano y, en su administración, no se desarrolla ni se crea ningún nuevo Centro Integralmente Planeado.

La crisis petrolera que inició y explotó al final de aquel sexenio, orilló a que el nuevo Presidente, Miguel de la Madrid, en medio de la turbulencia repensara en el turismo y, así, se promueve  y se inicia el último gran CIP, Huatulco en Oaxaca, hace ya 25 años.

Poco después, mas avanzada la década de los ochentas, el  muy necesario adelgazamiento del Gobierno Federal origina la privatización y desincorporación de numerosas empresas públicas y cientos de fideicomisos estatales. En ese contexto, FONATUR es abandonado por el Gobierno Federal y lo fue por mas de 25 años, poniéndolo al borde de su desaparición: para sobrevivir se vio obligado a convertirse en una simple inmobiliaria, vendiendo, casi rematando, todas sus propiedades para así cubrir su gasto corriente y el mantenimiento de los Centros Integralmente Planeados. De continuar así, la institución hubiera terminado con su patrimonio en escasos 3 años, en 2010, obligándose entonces a terminar sus operaciones a “cerrar”.

Hoy FONATUR, prácticamente, no tiene reserva territorial ni en Cancún, ni en Ixtapa ni en los Cabos. Y hoy, sólo la gran visión del Presidente Calderón permite que se haga un plan de rescate de FONATUR.

Y es esta, señores,  una verdadera visión de estadista,  porque a pesar de contar hoy en día con los precios más altos del petróleo en toda su historia, el Presidente considera necesario apoyar al turismo. Convertirlo  en una verdadera opción para no depender tan solo de los hidrocarburos y basar nuestro desarrollo en bases más sólidas, en actividades reconocidas por su sustentabilidad

Los logros de FONATUR, en particular, son dignos de mencionarse. Inició el turismo planificado en México y en el mundo, a la vez que estableció el paradigma de planeación a largo plazo como vía confiable para orientar la toma de decisiones.

>En divisas por turismo, 44 centavos de cada dólar que ingresa a México, se generan a través de los CIP’s.

>1 de cada 5 turistas internacionales visitan los destinos FONATUR;

>2 de cada 5 cuartos, de los cuartos de sol y playa, se encuentran ubicados en los CIP’s; y

>1 de cada 5 cuartos instalados en el país, se hallan también laicalizados en los CIP’s.

>FONATUR ha posicionado a México entre los 10 destinos, a nivel mundial, en llegada de turistas; y dentro de los 15, en captación de ingresos turísticos.

>Tenemos 14,393 hoteles con 556,399 cuartos y un porcentaje de ocupación del 53%.

>Fonatur ha logrado urbanizar una superficie de 122 km2, rebasando así las superficies de ciudades como Barcelona, Liverpool, Vancouver o San Juan Puerto Rico; o el equivalente de las delegaciones de Iztapalapa, Gustavo A. Madero o la Miguel Hidalgo.

>Toda la inversión Fonatur, en sus 33 años, de 2,329 millones de dólares, es equivalente al financiamiento público de los partidos políticos del 2000 al 2006.

>Sin embargo, ha desencadenado un flujo de capitales privados 7 veces superior: de cerca de 15,000 millones en beneficio del desarrollo de México.

La marcada capacidad del turismo para enfrentar la pobreza, FONATUR la evidencia en sus CIP’s, al comparar su desarrollo con el de los estados que los albergan, y con el promedio nacional. Así los agudos índices de marginación de los estados de Guerrero y Oaxaca, de mas 2 unidades, contrastan con los índices muy alentadores de menos 1.1 en Ixtapa y de menos 0.6 de Huatulco.

Los Cabos y Cancún por su parte presentan índices obviamente negativos de marginación (-1.6 y -1.8 respectivamente) y se encuentran en mejor situación que el promedio por ejemplo del industrioso estado de Nuevo León.

Pero la fortaleza del turismo no sólo descansa en sus logros, sino que también en su potencial, el cual se advierte muy importante. Si por ejemplo, la penetración en los mercados mundiales de productos como las estufas los hornos, las microondas, los radios portátiles y los walkman, es ya del  50%, del 60 y hasta del 80%;  en el turismo, en cambio, actividad relativamente  nueva, la penetración es menor al 10%. Refleja que, de toda la población mundial, solo 900 millones cruzarán fronteras en este 2007 quedándose más de 24 horas, mientras que se espera que 1,600 millones de turistas lo hagan en el año 2020.

A este  número de turistas internacionales viajando por el mundo, convendría añadir la cantidad más numerosa de los nacionales, de los que se mueven al interior de sus propios países.  Si se consideran 4 veces superiores, tendríamos que añadir, por lo pronto, otros 6,400 millones de turistas viajando para el año 2020, con su consabido gasto y derrama económica.

Sin embargo, y como señala el Presidente Calderón, el turismo además de ser una actividad sumamente productiva, es también una herramienta eficaz para el combate a la pobreza y el desarrollo de México; el turismo significa progreso, infraestructura, pero también conservación de nuestro patrimonio natural y cultural, y sobre todo implica mas y mejores empleos”.

Así, el personal ocupado en el sector turismo, el 6% de la planta laboral del país, es cercano a los 2 millones de personas, 2 veces la población de Aguascalientes; y del turismo dependen 7 millones de personas, el 7% de la población total nacional, más que todos los habitantes, por ejemplo, de Chihuahua y de Guerrero juntos.

Además, la actividad turística genera remuneraciones laborales 32% superiores al promedio nacional, y una mejor calidad de vida para la población dependiente de ella.

En comparación con otras ramas de la economía, es precisamente el uso intensivo de mano de obra, una de las características que confiere a la industria turística su carácter eminentemente social. Así, en 2006: para generar divisas por 39 mil millones de dólares, la industria petrolera sólo requirió 400 mil empleos; mientras que turismo ocupó 5 veces más mexicanos para ingresos 3 veces inferiores.

Aportamos el 8.2% del Producto Interno Bruto; y con 12,177 millones de dólares en captación de divisas anuales, ocupamos el tercer lugar nacional sólo detrás del petróleo y de las remesas de nuestros compatriotas residentes en el exterior.

Con el potencial de la Industria turística, el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, plantea aumentar en 35% el numero de visitantes internacionales al año, lo que implica un crecimiento anual compuesto del 5.1%, decididamente superior al 1.5% del sexenio pasado; además, hemos asumido la meta de captar 20,000 millones de dólares de inversión privada turística en el sector, es decir 8,000 millones mas de los 12,000 que se fijaron como objetivo canalizar del 2001 a 2006.

El Presidente Calderón ha señalado su gran compromiso con el turismo y lo ha evidenciado en los hechos, no solo con palabras y discursos. Así, ha propuesto para el 2008, un crecimiento de mas de 60% en la asignación de los recursos destinados al sector.

Esperamos que el Congreso de la Unión apruebe el Presupuesto, con lo que FONATUR incrementaría a 1,500 millones de pesos su partida presupuestal, 5 veces más que la actual, permitiéndole alcanzar con financiamientos y sus ingresos propios un presupuesto total de 5,000 millones.

El propósito es convertir efectivamente la entidad: en el eje promotor del desarrollo  turístico del país, impulsando el desarrollo de proyectos viables y sustentables, y en el gran facilitador para la obtención de recursos financieros que requiere el sector.

Para cumplir con nuestros objetivos estratégicos del Plan Nacional de Desarrollo y el Programa Sectorial de Turismo, necesitamos generar proyectos integrales, generar la inversión, mejorar la competitividad y diversificación de la oferta turística, orientándola hacia un desarrollo turístico sustentable.

Un objetivo inmediato es el de aprovechar más racionalmente  los 11,000 km. de litorales que tenemos, frente al 5% que solo hemos explotado. Sin embargo, el gran desafío esta en la diversificación, en hacer que el ecoturismo, el turismo de aventura, el turismo cultural, el turismo de naturaleza, el turismo religioso, el de convenciones, reporten tantos ingresos como el turismo de sol y playa.

Señoras y Señores:

La Bolsa Mexicana de Inversión Inmobiliaria y Turística  es el único evento donde participan desarrolladores turísticos e inmobiliarios, hoteleros, autoridades gubernamentales, inversionistas y lideres de la industria, a nivel nacional e internacional, para fomentar y detonar el desarrollo y la inversión turística nacional.

Se presentarán en este evento más de 400 buenos proyectos, con un valor de inversión de 8,500 millones de dólares, que van a contribuir al desarrollo turístico de nuestro país. Se expondrán ante inversionistas, nacionales y extranjeros, cuya capacidad y deseo de inversión supera los 2,500 millones

Sr. Señor Lic. Juan Camilo Mouriño Terrazo:

Le pido a usted transmita al Presidente Felipe Calderón, nuestro agradecimiento por haber salvado a FONATUR.

Hace una semana, en la comparecencia de Ernesto Cordero, una diputada nos dijo que nos habían entregado la institución en ataúd.  Quizás no haya sido en ataúd, pero si en terapia intensiva, en una situación crítica que habremos de superar: con el muy importante apoyo presupuestal y gracias al saneamiento y reingeniería que la institución esta llevando a cabo. ¡FONATUR saldrá adelante!.

Nuestro agradecimiento se dirige, también, al Sr. Secretario de Turismo, aquí presente,  y al Sr. Secretario de Hacienda, por el denotado apoyo al presupuesto enviado: el 40% lo vamos a utilizar para regenerar los CIP’s y el resto para incrementar, por primera vez, el presupuesto institucional en 25 años y para crear un nuevo Centro Integralmente Planeado, después del ultimo, Huatulco, en 1984.

Confiamos en el logro de nuestros proyectos. Se basarán en el éxito de los CIP’s: en su planeación integral y de largo plazo en la que descansa su desarrollo; y en la articulación de  requisitos de sustentabilidad ambiental y social, con los meramente económicos. En suma, en el cuidado a la ecología, la responsabilidad social y la rentabilidad financiera, que son, finalmente, los tres vértices del triangulo que condiciona el éxito de todo destino turístico.

Como ha destacado el Presidente Calderón, “Una política integral que cierre la brecha entre el hombre y la naturaleza y, al mismo tiempo, cierre la brecha entre los ricos y los pobres en el país, es una política que debe sostenerse son firmeza.

México espera mucho de todos nosotros; sabremos responder con eficiencia y sentido social. En FONATUR tenemos claro y nos lo repetimos: “si el turismo no beneficia a todos, no le servirá a nadie”.

¡¡¡Muchas Gracias y éxito para esta Séptima Edición de la Bolsa Mexicana de Inversión Inmobiliaria y Turística!!!

PIE DE FOTO: Miguel Gómez Mont, director general de Fonatur, y Pedro Aspe Armella, ex secretario de Hacienda y Crédito Público FONATUR

Modificado el ( martes, 18 de diciembre de 2007 )
 
< Anterior   Siguiente >