Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Notas informativas arrow Hoteles The Peninsula, el lujo en todo su esplendor
Advertisement
Hoteles The Peninsula, el lujo en todo su esplendor PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
lunes, 25 de junio de 2007

2007 junio 24

The Peninsula, el lujo en todo su esplendor

Esta cadena hotelera, de tan sólo siete propiedades, está catalogada como una de las más exclusivas del mundo


La cadena The Peninsula, poco conocida en México, quizá por sus altas tarifas, es uno de los ejemplos de lo que en realidad es Turismo Premium, en cuanto a hotelería se refiere. Sus tres hoteles en Estados Unidos promedian una tarifa diaria de 550 dólares, en tanto que una noche en su propiedad de Hong Kong ronda los 500 dólares.

Con sólo siete hoteles: Hong Kong, Bangkok, Beijing, Manila, Nueva York, Chicago y Beverly Hills, pero con una larga historia que data de 1866, The Peninsula es reconocida como una de las empresas hoteleras de mayor lujo y categoría en el mundo.

Jean Forrest, directora general de Mercadotecnia, afirma que son tres los aspectos fundamentales que los caracterizan y que los han llevado a ocupar el lugar que ostentan: servicio, lujo y tecnología.

Para esto, cuentan con un programa de capacitación muy riguroso y llegan a entrevistar a miles de aspirantes para contratar únicamente a unos cuantos, con lo cual alcanzan un mismo estándar de calidad de servicio en todos sus hoteles; crean su propia tecnología en su particular departamento de investigación y desarrollo; y se mueven con prurito en cuanto a lujos se refiere, lo que los lleva a ser una cadena muy exclusiva.

Por ejemplo, para uso de sus huéspedes, a finales del año pasado su hotel en Hong Kong hizo un pedido de catorce Rolls-Royce Phantom, todos de color verde, tono emblemático de la empresa. “Verde Peninsula”, le llaman. Cada uno de estos autos, antes de impuestos tiene un costo aproximado de 320 mil euros.

Son vehículos construidos a mano en Inglaterra, al gusto y caprichos del cliente. En este caso, el hotel solicitó que contaran con un compartimiento refrigerado para toallas de manos frías; embellecedores personalizados; y una cajuela más espaciosa para equipajes, donde debían utilizar nuevos tornillos de cabeza oculta, con el fin de evitar la más mínima posibilidad de que pudieran rayarse las maletas de piel de los huéspedes, entre otras peticiones.

La fabricación de estos automóviles, ocupó el trabajo de 25 diseñadores e ingenieros de Rolls-Royce, dedicados especialmente a este pedido de The Península. Debido a la complejidad y tamaño de las unidades, el gerente de Flota de Vehículos del hotel, quien lleva doce años en el cargo, junto con su equipo de choferes se trasladó a Inglaterra para tomar un curso de una semana en la “Sir Henry Royce Training School, el instituto Técnico de Roll-Royce.

Además, mandaron traducir del inglés al chino los manuales de usuario, para que puedan ser consultados por los conductores que manejan la flota.

A su vez, The Peninsula Beijing el año pasado fue remodelado a un costo de 35 millones de dólares. En este hotel, si el cliente lo pide, le pueden organizar un banquete en la Muralla China o en la Ciudad Prohibida.

Estas son el tipo de cosas que hacen de The Peninsula una pequeña cadena muy especial.

Más información:
www.peninsula.com

Milenio Diario. Suplemento TornaVuelta

 
< Anterior   Siguiente >