Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Reportajes arrow Nace la Riviera Nayarit
Advertisement
Nace la Riviera Nayarit PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
lunes, 12 de marzo de 2007

2007 marzo 11

Nace la Riviera Nayarit, un destino de lujo y naturaleza

Teniendo como capital a Nuevo Vallarta, es un corredor de 160 kilómetros de largo donde se combinan desarrollos exclusivos, playas vírgenes y mucha flora y fauna. Con este nombre, esperan repetir el exitoso caso de la Riviera Maya


Nuevo Vallarta.
Hace unos cuantos años, cuando Cancún era el rey del turismo mexicano, comenzaron a surgir hoteles desperdigados a lo largo los 120 kilómetros que hay entre este destino y la zona arqueológica de Tulum, franja costera a la cual simplemente se le llamaba el corredor Cancún-Tulum.

Pero quien volaba para allá y se hospedaba en alguno de esos hoteles fuera de la isla, no se le ocurría decir: “Voy al Corredor Cancún-Tulum”, sino “Voy a Cancún”. En ese entonces, para el mundo toda esa región era Cancún. Aunque no lo fuera, pero el corredor carecía de identidad.

Con el paso del tiempo cada vez hubo más hoteles en esa línea de playa, hasta que a alguien se le ocurrió ponerle un nombre, más que nada con fines de mercadotecnia y para separarlo de Cancún en la mente de los turistas. Entonces el anodino corredor Cancún-Tulum se convirtió en la “Riviera Maya”, nombre que le definió la personalidad y lo proyectó a un éxito tan grande que, en tan sólo una década, logró superar a Cancún en número de habitaciones y, por mucho, en belleza, ante el deterioro y los abusos impunes que han sangrado a la isla cancunense.

*****

Lejos del Caribe, en las costas nayaritas del Océano Pacífico, se gesta una historia similar.

Por orden presidencial, en enero de 1971 se creó el Fideicomiso de Bahía de Banderas, con el cual se expropiaron ocho ejidos de Nayarit: Jarretaderas, Bucerías, La Cruz de Huanacaxtle, Higuera Blanca, Sayulita, Peñita de Jaltemba, El Capomo y Las Varas. En total, sumaban 4,236 hectáreas.

La finalidad del fideicomiso era cambiar el régimen de propiedad de la tierra para asegurar la certeza jurídica y facilitar la inversión privada en esa zona, dándole una vocación turística.

Uno de los primeros frutos que dio este fideicomiso fue la construcción del fraccionamiento náutico turístico y residencial de Nuevo Vallarta, prácticamente pegado a Puerto Vallarta.

*****

Desde hace décadas Puerto Vallarta, que se localiza en Jalisco, es uno de los principales destinos de playa mexicanos, sin que nada le haga sombra en la región. Hace más de veinte años, cuando Nayarit era un estado netamente agrícola, gran productor de tabaco, en Nuevo Vallarta apareció el primer hotel del sitio: Jack Tar Village, que también fue uno de los primeros Todo Incluido que hubo en México. Luego aparecieron otros pequeños, como uno que compró en la década de los 80 del siglo pasado la Unión Nacional de Cañeros, que entonces dirigía Jesús González Gortázar, para sus agremiados. Pero rápidamente los propietarios se daban cuenta que ahí no había mucho futuro. Al estar prácticamente en medio de la nada, los huéspedes tenían que pagar un taxi que los llevara a Puerto Vallarta para poder encontrar restaurantes y diversión nocturna.

Se dio el caso que, al poco tiempo de haberlo adquirido, González Gortázar puso a la venta el hotel y uno de los interesados fue Agustín Barrios Gómez, famoso periodista de mediados del siglo veinte quien, luego de conocer el lugar y beberse una botella de güisqui junto a la alberca, declinó cerrar el trato.

Frente a la apabullante fama, crecimiento y bonanza de Puerto Vallarta, el casi nonato desarrollo de Nuevo Vallarta se convirtió en un intento fallido. Con el correr del tiempo, quienes llegaban a oír de él, simplemente pensaban que se trataba de una colonia del destino jalisciense.

*****

Sin embargo, con los años, despacio, prácticamente en silencio, Nuevo Vallarta fue creciendo. Construyeron una marina, un campo de golf, desarrollos inmobiliarios. Los inversionistas visionarios arriesgaron sus capitales y fueron edificando hoteles de gran calidad, Todo Incluido de lujo como el Grand Velas; el Marival, lo que antes fue Jack Tar Village; el Palace Resort o el Playa del Sol, entre muchos otros.

Hoy, con un mercado cuya mitad es de extranjeros, Nuevo Vallarta vive un fenómeno curioso: en México muy poca gente sabe que existe o lo ubica, pero es el destino que más alta ocupación hotelera registra en todo el país.

No obstante, vive el síndrome de Pinocho: habla y camina, pero no es un niño real; es de madera cuando sueña con ser de carne y hueso. Es un destino turístico muy exitoso, pero casi fantasma, sin identidad propia.

Esto se debe a que parte de su éxito es producto de haber decidido ser un destino rémora. Su estrategia de venta la basó en colgarse de Puerto Vallarta y ofrecer como parte de sus atractivos todo lo que tiene su hermano mayor de Jalisco. Inclusive, durante años buscó convertirse en un siamés de Puerto Vallarta, buscando su apoyo para promocionarse como un mismo centro turístico con el sólo nombre de “Vallarta”, sin el “Puerto” ni el “Nuevo”. Pero no funcionó. Los jaliscienses siempre lo vieron como el pariente pobre de la familia. Aunque ahora ya lo ven como un pariente incómodo.

Ante tales desdenes, desde hace tiempo entendieron que, en lugar de ver hacia fuera, tenían que mirar hacia adentro. De esta manera, en la búsqueda de una identidad propia, tuvieron varios intentos malogrados. Lo mismo se auto nombraron “Vallarta Bay”, de lo cual nadie se acuerda, que “Corredor Turístico Vallarta-San Blas”, durante el gobierno estatal anterior, en un afán por extenderse, unir fuerzas e incluir como marca de destino a los muchos poblados que se localizan en esa franja costera de 160 kilómetros de largo. Actualmente se denominan “Vallarta Nayarit”, en un nuevo intento por encontrar una personalidad única, que haga entender a la gente que son otra cosa diferente y separada de Puerto Vallarta, un destino de lujo y moderno, frente a lo tradicional que ya resulta Puerto Vallarta, pero no lo han logrado del todo.

*****

Ahora viene un nuevo intento que, por primera vez, reúne las condiciones para que sea el definitivo y logre darle a esta zona nayarita la identidad que anda buscando: nace la marca “Riviera Nayarit”, que espera reproducir el fenómeno que se dio en Quintana Roo con la Riviera Maya.

Los factores inéditos que pueden impulsar el éxito de Riviera Nayarit, incluyen el hecho de que es una idea conjunta entre gobierno del estado e iniciativa privada; que cuentan con el apoyo del gobierno estatal, por lo que el gobernador Ney González recientemente emitió un decreto que da forma y legalidad a este nombre; que el gobierno federal acaba de anunciar un plan de inversión y desarrollo para la costa nayarita en los próximos 18 años; que después de casi un cuarto de siglo, el Fondo Nacional de Fomento al Turismo vuelve a construir un Centro Integralmente Planeado, que en realidad serán dos, y el lugar elegido fue este estado. La primera parte: Litibú, ya concluyó su infraestructura básica y prácticamente está vendida en su totalidad, en tanto que la segunda, El Capomo, la semana pasada inició su construcción.

Además, el puerto nayarita de San Blas pasará a formar parte de la escalera náutica del Mar de Cortés; en Punta Mita, donde ya se ubica el más exitoso de los hoteles Four Seasons, se construye un Saint Regis, otra de las marcas hoteleras de mayor lujo en el mundo; y existen planes, aún no confirmados por la empresa, de que la cadena One & Only también invertirá en este destino. Actualmente, el mejor hotel de México, que se ubica en Los Cabos, Baja California Sur, pertenece a esta empresa: One & Only Palmilla; y, finalmente, en los últimos años Nayarit ha sido una de las entidades que más inversión turística privada ha recibido.

DETALLES

Para no olvidar

La Riviera Nayarit incluye los siguientes destinos:

  1. Jarretaderas
  2. Nuevo Vallarta
  3. Flamingos
  4. Bucerías
  5. La Cruz de Huacanaxtle
  6. Punta Mita
  7. Litibú
  8. Sayulita
  9. San Francisco
  10. Lo de Marcos
  11. Rincón de Guayabitos
  12. La Peñita de Jaltemba
  13. El Capomo
  14. Bahía de Chalaca
  15. Playa Platanitos
  16. San Blas

MINIAGENDA

Nuevo Vallarta podría ser considerada la capital de la Riviera Nayarit.

Sayulita, San Francisco y Lo de Marcos son playas famosas por la práctica del surf.

Punta Mita se encamina a ser el principal destino Premium de México.

En Litibú, los tres primeros hoteles serán de la marca Iberoestar.

La temperatura promedio anual de la Riviera Nayarit es de 24 grados Celsius.

En verano el termómetro llega a marcar hasta 40 grados.

Una característica de sus playas es que son muy anchas, casi vírgenes y de arena fina, con abundante flora y fauna.

Al contrario del Caribe, tiene la ventaja de que la Sierra Madre Occidental abraza a Bahía de Banderas, protegiendo a la región de los huracanes.

La Riviera Nayarit también tiene una importante oferta cultural, ya que el estado alberga a tres importantes etnias: huicholes, coras y mazahuas.

Otro punto a favor es que cuenta con excelentes campos de golf, donde jugar cuesta la mitad que en Los Cabos.

Actualmente, Nuevo Vallarta cuenta con 8,312 cuartos de hotel, la gran mayoría de categoría cinco estrellas o cinco diamantes.

Milenio Diario. Suplemento TornaVuelta

Modificado el ( viernes, 10 de septiembre de 2010 )
 
< Anterior   Siguiente >