Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Reportajes arrow Jumeirah Essex House pretende el trono de Nueva York
Advertisement
Jumeirah Essex House pretende el trono de Nueva York PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
lunes, 17 de julio de 2006

2006 julio 16

Jumeirah Essex House pretende el trono de NY

Al más puro estilo de la Gran Manzana, aquí los clientes conviven con lugareños que son propietarios del departamento que habitan en el mismo inmueble


Nueva York.
Desde el piso diez del Jumeirah Essex House la vista a través de la ventana de la habitación es la síntesis del ombligo de Nueva York: las copas de los árboles que pueblan Central Park, desplegándose como un océano vegetal que se prolonga hasta tocar el cielo en el horizonte. Es un mar de verdes nubes frondosas en primavera, mullidas, gigantescas borlas de hojas resplandecientes que parecen abarcarlo todo. A las orillas, terminan como playas en las puntas de los rascacielos que las flanquean, con sus picos y azoteas, icebergs de cemento que emergen del fondo de esta inmensidad, alineados uno tras otro, inmóviles, expectantes, soberbios de albergar departamentos que valen millones de dólares cada uno.

Los ojos que miran este espectáculo pueden permanecer sin tiempo gozando del paisaje, creyendo que pueden abrir la ventana y caminar sobre ellos, flotando, brincando de un árbol a otro, dando pasos macizos sobre los algodones arborescentes. Pero sólo es una ilusión, como las miles que pueden surgir en esta urbe aspiracional tan llena de sueños y deseos, de fantasías, tan inasibles como este hotel mismo que pretende ocupar el vacío que se abrió en Manhattan cuando el mítico The Plaza cerró, dejando vacante el trono de la tradición hotelera de la ciudad.

Ubicado en la parte sur de Central Park, en la misma acera y a dos cuadras del Plaza, el Jumeirah Essex House era un hotel Westin que hace no mucho compró esta cadena de capital árabe, famosa por el lujo que presume como algo cotidiano y por contar en su portafolio de propiedades al Burj Al Arab, el célebre hotel de Dubai en los Emiratos Árabes, edificado sobre una isla artificial y que semeja a un colosal velero.

Como todo hotel neoyorquino con raigambre, la entrada del Jumeirah Essex House, con marquesina, bandera de Estados Unidos, puerta giratoria y portero vestido de domador de circo, no adelanta el lujo que guarda ni el mundo de sofisticación que encierra. Muebles y decoración clásicos, con discretos guardias transparentes que todo lo ven sin que se noten, enormes cuadros de personajes que alguna vez habitaron, hiperbólicos floreros rebosantes de hierbas multicolores, y una calma que huele a burbujas de champaña, envuelven al huésped cuando penetra en esta casa Art Déco de cuarenta pisos, 605 habitaciones y 75 años de historia.

Al más puro estilo vernáculo de la Gran Manzana, aquí los clientes conviven y comparten elevadores y pasillos con lugareños que son propietarios del departamento que habitan en el mismo inmueble.

José Montoya, publirrelacionista y gerente de Ventas del hotel, explica que, con un costo de 57 millones de dólares, están llevando a cabo una remodelación de la propiedad, con la cual reducirán a 505 las habitaciones. Lo único que conservan y conservarán de su pasado reciente son las camas “Celestiales” que heredaron de Westin y que, sin discusión, son las mejores del mundo.

Otros siete millones de dólares están destinados a mejorar su restaurante Café Botánica. Pero lo mejor que poseen no les costará ni un centavo atesorarlo, ya que solamente tienen que conservar las ventanas que llevan al océano verde de Central Park.

DETALLES

*Los precios de las habitaciones van de los 325 hasta los tres mil dólares la noche.

*El hotel tiene una alianza con Continental Airlines, por lo que no está de más preguntar en la aerolínea si ofrecen algún paquete especial, además de que vuela directo de la Ciudad de México al aeropuerto de Newark en Nueva York.

*Si alguna vez se hospeda aquí, no deje de tomarse una copa en su bar Journey´s y botanear unas papas a las francesa.

*Más información:

www.jumeirah.com

www.continental.com

Milenio Diario. TornaVuelta

 
< Anterior   Siguiente >