Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Reportajes arrow Las inversiones, lo más destacado en turismo al cierre sexenal
Advertisement
Las inversiones, lo más destacado en turismo al cierre sexenal PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
domingo, 08 de octubre de 2006

Las inversiones, lo más destacado en turismo

Los resultados sobrepasaron lo proyectado, por lo que será el punto más sobresaliente de Sectur a la hora del cierre sexenal

Guerrero y Quintana Roo son los que más recursos privados captaron

La Secretaría de Turismo (Sectur) inició la administración del presidente Vicente Fox con una ejecutiva proveniente de la iniciativa privada, Leticia Navarro, que mucho sabía de mercadotecnia y poco de turismo, para a mitad de sexenio cambiar por Rodolfo Elizondo, un político de carrera con experiencia legislativa en este tema.

Frente al trabajo realizado por ambos titulares de la Sectur, tan diferentes una del otro, hoy, al hacer corte de caja de lo que fue el turismo en el gobierno foxista, los números fríos del sector indican mayoritariamente que se avanzó en el contexto de la economía nacional; sin embargo, si los analizamos en el panorama del concierto mundial, los resultados marcan altibajos, con pérdida de terreno frente a los competidores.

Hay dos eventos que marcaron el rumbo. El primero, con repercusiones a nivel global, fueron los ataques terroristas de septiembre de 2001 (S-11) en Estados Unidos, que desencadenaron una crisis en el turismo mundial; y el segundo, de índole interna, fue el huracán Wilma que a finales de octubre de 2005 golpeó severamente las costas de Quintana Roo, donde se localizan los principales destinos turísticos mexicanos: Cancún, Riviera Maya y Cozumel, paralizándolos prácticamente durante meses, lo cual repercutió en los resultados financieros de ese año y del siguiente.

Ante el buen saldo obtenido en 2004, sostenido durante el primer semestre de 2005, Elizondo auguró entonces que en 2006 alcanzaríamos 23 millones de turistas internacionales y trece mil millones de dólares (mdd) de divisas.

Pero Wilma alteró las proyecciones econométricas, por lo que las estimaciones oficiales se redujeron a “más de 22 millones de visitantes” y doce mil mdd de divisas. No obstante, estos números siguen siendo superiores a las proyecciones calculadas a mitad del sexenio, por lo que el turismo se mantiene como uno de los mayores generadores de divisas, ingresos y empleos del país.

Uno de los éxitos que alcanzó la presente administración fue avanzar el año pasado un lugar en la clasificación mundial de las naciones que más turistas reciben. Hoy México ocupa la séptima posición, detrás sólo de Francia, España, Estados Unidos, China, Italia y Reino Unido, aunque seguido muy de cerca por Alemania. No obstante, debido al Mundial de Futbol celebrado en su país, es muy probable que este año los teutones nos superen y volvamos a la octava posición.

Otro paso atrás es que, durante años, México ocupó el doceavo lugar mundial en captación de divisas turísticas, pero en 2004 bajó a la posición catorce. En 2005 subió un lugar, aunque es muy factible que en 2006 volvamos a retroceder por lo menos un sitio.

Hasta 2005, nuestra nación aparece como líder mundial en recepción de cruceros. Cozumel es el destino número uno, con 33% del total de los cruceristas internacionales. Pero habrá que ver los números del presente año, debido a que esta isla fue el sitio más afectado por Wilma.

La Balanza Turística en 2005 registró un superávit de 4,188 mdd, 10.4% más que en 2004, lo cual ayuda a compensar la Balanza Comercial nacional, que el año pasado tuvo números rojos por 7,558.5 mdd.

El turismo doméstico, que representa 80% de la demanda turística del país, en 2005 registró 51 millones 414 mil llegadas a hotel, cifra que se estima para este año en 52 millones 988 mil.

La oferta de alojamiento creció de 379 mil habitaciones de hotel en 2001 a 460 mil cuartos este año.

Guerrero y Quintana Roo son los estados que más recursos privados captaron a lo largo del sexenio, seguidos de Baja California, Baja California Sur y otros destinos de playa, el segmento más favorecido por los inversionistas.

En 2006, el 75% de la inversión en el sector se aplicó en desarrollos turísticos e inmobiliarios, en tanto que 13% fue para la construcción o remodelación de hoteles. En cuanto al origen del dinero, 24% es extranjero, principalmente de Estados Unidos, con 69% y España, con 19%, así como de Canadá, Francia, Inglaterra, Italia, Brasil y El Salvador; y el resto nacional.

El turismo en México aporta 8% del Producto Interno Bruto, genera más de cinco mil mdd anuales en impuestos y cerca de un millón 900 mil empleos directos.

Las inversiones

En general, los números que en materia turística deja el gobierno foxista parecen positivos; sin embargo, los resultados registrados en materia de inversiones sobrepasaron por mucho lo proyectado, por lo que éstos serán uno de los puntos que más presumirá la Sectur a la hora del cierre sexenal.

A tres meses de terminar, Elizondo anunció que en los ocho primeros meses de 2006 las inversiones empresariales en la industria turística alcanzaron los 2,519 millones de dólares.

El dato no es menor, si tomamos en cuenta que cuando arrancó la presente administración federal se fijó la meta de atraer mil 500 mdd anuales de parte del sector privado, tanto nacional como extranjero, para este renglón de la economía.

Con excepción del segundo año de gobierno, en el que se dio una contracción mundial de las inversiones como consecuencia del S-11, en todos los demás el objetivo se superó.

En 2001 se rebasó marginalmente al cerrar con mil 565 millones de dólares, para quedar cerca en 2002 con mil 477 millones. Pero a partir de ahí se inició una recuperación que ya no cedió. En 2003 las inversiones privadas alcanzaron mil 656 mdd, tendencia alcista que se confirmaría al siguiente año cuando la cifra llegó a 2,295 millones. No obstante, 2005 sería el gran año, con 2,723 millones de dólares.

Así llegamos a 2006, en el que se invirtieron 2,519 mdd tan sólo en el periodo de enero a agosto. En el presente año, de enero a mayo la captación de recursos privados acumuló mil 892 mdd; en los 61 días siguientes se captaron 243.3 millones más y luego en un solo mes, el de agosto, los empresarios invirtieron otros 383.7 millones de dólares.

Esta sólida línea a la alza en la recta final del gobierno hace prever al secretario Elizondo que cerrarán 2006 con el récord de tres mil mdd de inversión privada.

De ser así, el sexenio terminará con un total de 12,716 millones de dólares en inversiones turísticas, lo que representaría haber superado en 3,716 mdd la meta sexenal.

El futuro

El segmento de sol y playa se mantiene como el más demandado en México; sin embargo, el ecoturismo, turismo de aventura y el cultural son los renglones que en los últimos años han mostrado mayor dinamismo.

Las tendencias marcan que para el 2013, México y Angola serán las naciones con mayor crecimiento en cuanto a demanda de viajes, con rangos de 9.5%. Respecto a la generación de empleos, el primer lugar lo ocupará China, con 11.5 millones de plazas y el tercer sitio será para México, con casi cuatro millones.

Ante esta perspectiva, algunos de los puntos más importantes de la agenda turística del presidente electo Felipe Calderón son utilizar al turismo como una herramienta para la mitigación de la pobreza y el desarrollo de comunidades rurales y costeras; usar al turismo nacional como palanca para el desarrollo del mercado interno; y potenciar el financiamiento a pequeñas y medianas empresas de servicios turísticos.

Grupo Editorial Milenio. Edición especial: “Desarrollo Económico. Una Visión del Milenio”

Modificado el ( viernes, 13 de junio de 2008 )
 
< Anterior   Siguiente >