Menu Content/Inhalt
 
Inicio arrow Reportajes arrow El futuro de México está en el turismo
Advertisement
El futuro de México está en el turismo PDF Imprimir E-Mail
escrito por Gustavo Armenta   
viernes, 01 de diciembre de 2006

El futuro de México está en el turismo

El gobierno del presidente Vicente Fox llega a su fin, y aunque su discurso de darle a la industria del turismo rango de prioridad nacional no fue respaldado con hechos, el cierre de caja sexenal de este sector de la economía registra un saldo positivo.

El dato más relevante, que tendrá que ser observado con mucha atención por el próximo gobierno federal, es que después del petróleo, el turismo es el segundo mayor generador de divisas para el país, si tomamos en cuenta que las remesas que envían los braceros no son en sí una industria.

Esto significa que, en el mediano plazo, cuando decline la producción de crudo, autoridades y empresarios tendrán que voltear a mirar el turismo como su principal arma económica.

Pero sería un error esperar hasta entonces. La competencia mundial por los mercados de viajeros es atroz y dinámica, por lo que desde ahora hay que sentar las bases para estar en la pelea cuando ese futuro llegue.

Dos titulares de la secretaría del ramo, así como cuatro directores generales del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) a lo largo del sexenio foxista, hablan de la inestabilidad que el sector vivió en la administración que está por terminar.

La incongruencia entre el decir y hacer del Jefe del Ejecutivo se refleja claramente en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que año con año destinó a la Secretaría de Turismo (Sectur). Aunque cada vez recibió una ampliación posterior ante los reclamos de la dependencia, la asignación original enviada por el Presidente de la República para su aprobación al Congreso de la Unión, disminuyó de mil 865.8 millones de pesos para 2001, a mil 125.9 millones de pesos en 2006, una de las partidas más bajas de todas las Secretarías de Estado.

La misma situación también es notoria en el CPTM, que inició con un presupuesto asignado de 545 millones de pesos, para concluir en 2006 con 273.8 millones de pesos, con los cuales debe cubrir su gasto corriente. Este organismo recibe además la mitad del Derecho de No Inmigrante que entra al país, pero ese dinero está etiquetado para usarse en promoción.

Tal desdén por parte del gobierno federal, llevó a Elizondo a afirmar que a México le urge una política de Estado en materia de turismo y a reclamar que al sector se le reconozca la importancia que tiene, comenzando por autorizarle un presupuesto suficiente para cubrir y ampliar sus diferentes programas.

A pesar de todo, los logros

Y, como si no fuera suficiente con el mal clima político para el sector, este año también se le sumó la afectación del huracán Wilma, que golpeó las costas de Quintana Roo a finales de octubre de 2005, causando enormes daños que repercutieron en los resultados financieros del presente año.

Ante los buenos resultados obtenidos en 2004, sostenidos durante el primer semestre de 2005, Elizondo auguró entonces que en 2006 alcanzaríamos 23 millones de turistas internacionales y trece mil millones de dólares (mdd) de divisas.

Wilma afectó severamente a tres destinos importantes: Cancún, Riviera Maya y Cozumel, alterando las proyecciones econométricas.

Hoy, las estimaciones son de “más de 22 millones de visitantes” y 12 mdd de divisas. No obstante, estos números siguen siendo superiores a las proyecciones calculadas a mitad del sexenio, por lo que México continúa su consolidación como potencia internacional en el ramo y el turismo se mantiene como uno de los mayores generadores de riqueza y empleos del país, afirma Rodolfo Elizondo.

Uno de los éxitos que alcanzó la presente administración, fue avanzar el año pasado un lugar en la clasificación mundial de las naciones que más turistas reciben. Hoy México ocupa la séptima posición, detrás sólo de Francia, España, Estados Unidos, China, Italia y Reino Unido, aunque seguido muy de cerca por Alemania. No obstante, por los factores Wilma en contra de nuestro país y del Mundial de Futbol a favor de los germanos, es muy probable que este año los teutones nos superen y volvamos a la octava posición.

Durante años, México ocupó el doceavo lugar mundial en captación de divisas turísticas, pero en 2004 bajó a la posición catorce. En 2005 logró avanzar un lugar, aunque es muy factible que en 2006 volvamos a retroceder por lo menos un sitio.

De la misma manera, hasta el año pasado nuestra nación aparece como líder mundial en recepción de cruceros, con 59% del mercado. Particularmente Cozumel es el número uno del planeta, con 23% del total de los cruceristas internacionales. Pero habrá que esperar a ver los números de 2006, ya que esta isla fue el destino más afectado por Wilma.

La Balanza Turística también mantiene su buen paso. En 2005 registró un superávit de 4,188 mdd, 10.4% más que en 2004, lo cual ayuda a compensar la Balanza Comercial nacional, que el año pasado tuvo un saldo negativo de 7,558.5 mdd.

Por su parte, el turismo doméstico, que representa alrededor de 80% de la demanda turística del país, sigue creciendo. En 2005 registró 51 millones 414 mil llegadas a hotel, cifra que se estima para este año en 52 millones 988 mil.

La oferta de alojamiento pasó de 379 mil habitaciones de hotel en 2001 a 460 mil cuartos este año, como parte de las inversiones realizadas en el sector, que en 2005 fueron de 2,723 mdd, mismas que para finales de julio pasado marcaban 2,135 mdd en 2006. Hasta el séptimo mes del presente año, el acumulado sexenal era de 11,852 mdd, muy por arriba de los nueve mil mdd establecidos a comienzos de la administración.

Los estados de Guerrero y Quintana Roo son los que más recursos privados han captado a lo largo del sexenio, seguidos de Baja California, Baja California Sur y otros destinos de playa, el segmento más favorecido por los inversionistas.

En 2006, el 75% de la inversión en el sector se aplicó en desarrollos turísticos e inmobiliarios, mientras que 13% fue para la construcción o remodelación de hoteles. En cuanto al origen del dinero, 76% es nacional y el resto extranjero, mayoritariamente de Estados Unidos, con 69%, y España, con 19%, así como de Canadá, Francia, Inglaterra, Italia, Brasil y El Salvador. 

Instrumento fundamental para el combate a la pobreza, el turismo en México aporta 8% del Producto Interno Bruto, genera más de cinco mil mdd anuales en impuestos y cerca de un millón 900 mil empleos directos.

El futuro

Aunque el segmento de sol y playa se mantiene como el más demandado en México, los renglones que en los últimos años han mostrado mayor dinamismo son el turismo de aventura, ecoturismo y turismo cultural, de lo cual tiene mucho nuestro país.

Asimismo, las tendencias a futuro marcan que para el 2013, México y Angola serán las naciones con mayor crecimiento en cuanto a demanda de viajes, con rangos de 9.5%. Respecto a la generación de empleos, el primer lugar lo ocupará China, con 11.5 millones de plazas, y el tercer sitio será para México, con casi cuatro millones.

Por último, Rodolfo Elizondo señala que si bien este año entró en vigor la tasa cero para congresos y convenciones y la aplicación de los fines de semana largos, aún quedan varios asuntos pendientes por resolver.

Por eso insiste en tres temas que califica de indispensables: “el próximo presidente de la República tiene que apostarle al turismo; los legisladores tienen que arropar a la actividad turística y desahogar los pendientes de la agenda legislativa; y debemos trabajar todos juntos, unidos, sin importar colores, ni partidos, ni membretes”.

Revista Mundo Ejecutivo. Edición anual “Hecho en México”

 
< Anterior   Siguiente >